Leptina en Fisiología Humana

La siguiente entrada corresponde a un extracto de “Leptin in human physiology and pathophysiology”. doi:10.1152/ajpendo.00315.2011.

La leptina es un péptido de 167 aminoácidos compuesta por un paquete de cuatro hélices. Es producida predominantemente por el tejido adiposo, pero también se puede expresar en una variedad de otros tejidos. Esta hormona se une a receptores de leptina (ObR) ubicados en todo el sistema nervioso y tejidos periféricos. Por otro lado, en los humanos, la liberación de la leptina en la circulación es pulsátil y sigue un ritmo circadiano, el cual es afectado por los patrones de sueño, en el cual se observan niveles más altos entre la medianoche y la madrugada.

La naturaleza del patrón de secreción de leptina es similar en personas obesas como en personas más delgadas, pero los primeros tienen amplitudes de pulso más altas y en general mayores concentraciones de leptina, pues se encontró un defecto en el receptor cerebral de leptina, por lo que los transportadores del péptido se saturan, produciendo exceso de leptina circulante que favorece aún más la obesidad (síndrome de resistencia a la leptina).

Al estudiar a dos sujetos de distinto sexo, pero con igual IMC y edad se determinó que los niveles de leptina son mayores en las mujeres. La diferencia en las concentraciones de leptina según sexo puede ser el resultado de diferencias en las hormonas sexuales y de la distribución de la masa corporal. El ayuno progresivo puede producir una rápida disminución en los niveles de leptina, provocando un mecanismo de adaptación para conservar la energía; esto ocurre antes de la pérdida de masa grasa. Además la respuesta neuroendocrina ante el ayuno produce una disminución en las hormonas reproductivas, hormonas tiroideas y un aumento de la hormona del crecimiento.

Aunque la leptina es capaz de estimular la secreción de LH, la estimulación por GnRH no expresa ObRb, la mayor isoforma de los recetores de leptina, por lo tanto, la leptina debe regular el eje reproductivo por mecanismos de vía indirecta. Estudios recientes han indicado que la leptina regula la función reproductiva activando neuronas que proyectan aferencias a las neuronas GnRH en el área preóptica y otras áreas hipotalámicas.  La evidencia científica muestra como la leptina interviene en numerosas funciones fisiológicas las cuales tendrán su ejecución a nivel del Sistema Nervioso Central (SNC) o en órganos periféricos. Sobre el SNC, la leptina actúa a nivel de receptores específicos provocando una inhibición de la ingesta por pérdida del apetito. De este modo, la leptina interviene en el mecanismo de control a mediano y largo plazo del balance energético, por lo que la administración sistémica de leptina, así como también por vía intranasal, provocará una disminución del apetito y de las reservas de grasas corporales.

La leptina además es un modulador de la respuesta inmune, pudiendo actuar como factor estimulante de los linfocitos Th, mejorando la actividad fagocítica en macrófagos y promoviendo la diferenciación de células Th1 y la producción de citocinas.

Los osteoblastos y los condrocitos expresan ObRb, indicio de la actividad de la hormona dentro de estas células. En roedores y en seres humanos la leptina aumenta la masa mineral ósea, mientras que in vitro promueve la proliferación y el crecimiento de osteoblastos y condrocitos. Por ello, la leptina juega un rol preponderante en la fisiología del metabolismo óseo.

Harbert F, Inzunza N, Lagazzi I, Monsalves  M y Mora N. (2018)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *