Triglicéridos como fuente de energía

Triglicéridos (85%): corresponde a la reserva energética cuantitativamente más importante, los cuales se almacenan en el tejido adiposo. Los triglicéridos están formados por tres ácidos grasos esterificados con una molécula de glicerol, por lo tanto, es un éster orgánico. El proveedor de energía en esta molécula es principalmente el ácido graso:

  • Los átomos de carbono localizados en las cadenas de ácidos grasos, corresponde al carbono más reducido de los compuestos orgánicos, y considerando que el metabolismo es oxidativo, entre más reducido se encuentre el sustrato, más energía es posible obtener de él.
  • Las grasas son muy livianas y densas en comparación a otras macromoléculas. Poseen gran capacidad para retener agua generando un volumen que dificulta el movimiento y que aumenta el peso, es decir, la energía almacenada sería ocupada casi en su totalidad para el desplazamiento.

Es importante destacar que los triglicéridos son moléculas apropiadas para el almacenamiento de energía, lo cual se complementa con que casi la totalidad de los tejidos tienen la capacidad de utilizarlos a excepción del tejido nervioso, cuyo complemento enzimático no tiene la capacidad de utilizarlos eficientemente.

En el caso del glicerol, aunque su almacenamiento es poco relevante desde el punto de vista cuantitativo, cualitativamente tiene gran relevancia ya que es utilizado como sustrato gluconeogénico, es decir, puede servir para formación de glucosa, sin ser un derivado de ella (como el glucógeno).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *